Miércoles 28 de Junio de 2017
     

Trump dice no al TPP y China asume liderazgo del libre comercio

tpp-eu


José Luis Ortiz Santillán

Es oficial ya, el presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump, ha confirmado que el primer día de su mandato retirará a su país del Acuerdo Estratégico Trans-Pacífico de Asociación Económica (TPP). Con ello se confirma lo inesperado por los medios y la mayoría de los gobiernos del planeta, que jamás pensaron que Trump podría ganar las elecciones y convertirse en el próximo presiente de los Estados Unidos y, menos aún, que sería capaz de llevar a la práctica sus propuestas.

Mientras el gobierno mexicano se lamenta del triunfo de Donald Trump y alardea de tener “mil opciones” para hacerle frente, otros países latinoamericanos sin micha “alharaca” han encontrado en China, el gigante asiático la mejor opción para expender sus mercados de exportación. Costa Rica y Ecuador son dos ejemplos de inteligencia económica, los cuales en lugar de ver a China como un competidor en el mercado internacional han visto un enorme mercado para sus exportaciones, por lo que han procedido a firmar acuerdo comerciales para crear zonas de libre comercio.

No cabe duda que pese a los esfuerzos del gobierno mexicano, nuestro país será la primera victima de las políticas de Donald Trump. Pero el gobierno nacional, en lugar de reaccionar positivamente y, de manera estratégica, fortalecer sus relaciones con los países latinoamericanos para hacer un frente común contra las políticas de Trump, así como, considerar la firma de un Tratado de Libre Comercio con China.

Donald Trump ha decidido ver hacia el interior de su país y dejar de hacer de los Estados Unidos el eterno gendarme del planeta, haciendo a un lado la política comercial que durante los últimos treinta años había venido promoviendo, al menos en el discurso de campaña, para repatriar millones de empleos y volver a hacer de su país una nueva potencia. Sí eso se confirma, China y Rusia tendrán un enorme espacio y margen de maniobra para extender sus relaciones económicas en el planeta.

Desde hace unos años, China se he venido convirtiendo en el eje del mundo capitalista; es el principal tenedor de bonos del tesoro de los Estados Unidos, su principal acreedor, y posee las reservas en divisas más grandes del mundo; mientras que en los últimos años ha pasado a ser el segundo exportador mundial.

Ya el presidente de China, Deng Xiaoping, el líder chino más poderoso y el instigador de la campaña más dura contra la corrupción, después de Mao Zedong (Mao Tse-tung). En la reciente cumbre de los países de la Cuenca del Pacifico (APEC), que concluyó este fin de semana en Lima, Perú, Xi Jinping ha dejado claro que China defiende el libre comercio y seguirá promoviéndolo, frente al presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump, que no quiere saber nada de tratados comerciales.

Ya Trump lo ha confirmado, los Estados Unidos abandonarán el TPP, con ello abre las puertas para que Beijing se ponga a la cabeza de los acuerdos de libre comercio, entre ellos el propuesto entre la ASEAN, con Australia, China y la India, entre otros países, pero sin los Estados Unidos; así como otros acuerdo que, seguramente, proliferarán para evitar cerrar las puertas al comercio exterior de muchos países.

El presidente chino ha señalado que la construcción de una zona de libre comercio del Asia-Pacífico es una iniciativa de vital importancia, estratégica, para la prosperidad a largo plazo de la región, por lo que se debe abordar con firmeza y sin dudar. Con ello ha marcado la posición de China frente al nuevo gobierno de los Estados Unidos; ahora sólo falta ver cual será la reacción de muchos países que, como México, dependen del mercado estadounidense.





Etiquetas: » » »

Más en la Sección: Mundo


Deja un comentario