Martes 21 de Noviembre de 2017
     

Lago Qinghai (salado), impacta por su belleza y estar rodeado de montañas nevadas



uribe-china
 

  • Es el más lago salado más grande China
  • Paraíso para fotógrafos y turistas por su belleza
  • Cuenta con singulares instalaciones y monumentos del budismo tibetano

José Luis Uribe (enviado especial)

 

De Xining, capital de la provincia Qinghai, hay que viajar unas cinco horas por carreteras rodeadas de montañas cubiertas de nieve y de incipientes nevadas para llegar al Lago Qinghai; ahí, en el lago de agua salada más grande de china y a bordo de modernos barcos, se cruza el enorme embalse; al otro extremo, hay diversas instalaciones y monumentos que rinden culto al budismo tibetano y existe un singular templo donde se invita al viajero a rendir reverencias al Buda; se le coloca una “hada” amarilla (especie de bufanda larga), matizada con múltiples símbolos budistas, a cambio de una ayuda económica.

Al llegar a las instalaciones del Lago Salado, la vista es impresionante, destaca lo colorido, amplitud y belleza de sus instalaciones, cuenta con una zona comercial y de servicios para que los viajeros adquieran artículos y suvenires tibetanos, hay excelentes restaurantes que sirven alimentos regionales (similares a los mexicanos en la condimentación con picante) y además de la hermosura extrema del lugar, sobresale un muelle con una veintena de modernos barcos de poco calado, listos para zarpar.

Ahí en medio de un clima frio, paso obligado siguiente es cruzar el lago, para lo cual el lugar están habilitados los barcos y botes para llevar, a chinos y extranjeros, al excitante recorrido por lo que es la cuenca salada más grande de China. A lo largo del trayecto y dentro de la confortable cabina del transporte, una centena de viajeros, pueden observar el lago y su exterior o mirar un video donde se explica todo lo relacionado con el embalse.

El color del agua es azul oscuro y negro con matices verdes: por eso también se le conoce como mar azul y verde. En idioma mongol, este lago se llama “kukunuoer”. En su centro emergen dos islotes: la montaña Haixin y la Isla de Pájaros, verdadero paraíso para las aves, en donde cientos de miles de especies crean gran alboroto, sobre todo, explican, en época de verano.

De acuerdo con el libro Geografía China, el Lago Qinghai (Lago Salado) es el lago salado más grande de china, tiene forma de rombo irregular y su extensión sobrepasa los 100 kilómetros de Oeste a Este y 60 kilómetros de Norte a Sur. Su superficie total es de 4,583 kilómetros cuadrados, rodeados de montañas, muchas cubiertas de nieve. En sus orillas hay amplias planicies verdes pastizales en las que se pueden observar rebaños de ovejas blancas.

En la meseta se produce una planta cuyo nombre científico es Kobresia, que cubre casi toda la superficie de la meseta, desde el lago da la impresión de ser una alfombra verde. Esta planta es muy rica en nutrientes y buen pasto para las ovejas tibetanas, ganado que habita en la meseta junto con los yak (toro peludo), comúnmente conocidos como “barco del desierto”. El yak posee una constitución robusta, con pelos finos largos y densos y puede soportar el frio severo. Además su pelo es utilizado para la fabricación de alfombras y tapetes.

Cabe señalar que la Meseta Qinghai-Tíbet abarca principalmente la Región Autónoma del Tíbet y la provincia de Qinghai, dos entidades provinciales. La segunda se ubica en lo profundo del interior del país, en el noreste de la Meseta, que también es lugar de origen de los Ríos Yangtsé, Lancang y Amarillo entre otros, lo que explica por qué se le conoce como fuente de ríos. En la Meseta hay numerosos lagos, entre los cuales el lago Qinghai es el embalse salado interior más grande de China, característica que le ha dado fama.

Se asegura que la prominencia de la meseta atrae la atención generalizada de científicos chinos y extranjeros y no faltan, señalan, expertos que afirman que el estudio sobre el proceso y mecanismo de formación de la meseta Qinghai-Tíbet, podría significar una revolución para el desarrollo de la ciencia de la tierra; según las teorías ya publicadas, la meseta era una vasta extensión del océano, hace más de dos millones de años; otra teoría la Tectónica de las placas; señala que la placa de la India, al sur de la meseta se traslado al norte y chocó con la de Eurasia, colisión en la que desapareció el antiguo océano y se produjo una elevación de la corteza terrestre y trajo como consecuencia la formación de la meseta Qinghai-Tíbet, en fin, una interesante información.

Tras cruzar el lago, los periodistas mexicanos fueron llevados a diversas instalaciones, con tendencia budista y algunos monumentos, entre los que esta uno con un elefante dorado con un mono a cuestas y este, a su vez, tiene una ave, además hay otros monolitos y diversos montículos donde los lugareños rinden pleitesía a sus budas, cabe señalar que todos producen extraña sensación entre los visitantes, lo más impactante es un pequeño templo que cubre a un buda dorado, en donde, si uno esta de acuerdo, rinde culto, en una ceremonia personal, que impresiona, sobre todo por la fina atención de las personas encargadas de su resguardo.

Una vez concluido el recorrido por el lago, se retorna, a la entrada principal y muelle, por vía terrestre, a bordo de un vehículo que circula por las orillas del embalse; a lo largo del recorrido se admiran vastos terrenos de cultivo y ganado: borregos, yaks y cabras, pero estos aspectos son minimizados por la belleza de montañas cubiertas de nieve que rodean al lago.

Siguiente etapa era viajar de Lago Salado, hacia la Hainan, Prefectura Autónoma de la Etnia Tibetana.

Nuevamente entre montañas cubiertas de nieve y ligeras nevadas, donde, de repente, en medio del nevado paisaje surgen las figuras de un camello y un yak, ataviados con arreglos tibetanos coloridos, los cuales son ofrecidos por lugareños para que turistas los monten y den rienda suelta a sus cámaras fotográficas a cambio de un pago que asciende a 25 yuanes por persona (unos 60 pesos mexicanos), lo que motivo a los periodistas mexicanos a bajar del vehículo para tomar fotos y montar al yak.

Tras dos horas de carretera, asimismo, a un costado del camino, se pueden observar enormes extensiones de terreno totalmente cubiertas con miles y miles de paneles solares, para abastecer del fluido a varias plantas de energía solar.

En este sentido es de reconocer que el Tíbet esta al frente del país en recursos de este tipo de energía. De acuerdo con el libro Tíbet hechos y cifras, en la mayor parte de la región, la luz solar anual oscila de 3,100 a 3,400 horas promediando nueve horas diarias, lo que deja en claro que parte de la generación de energía eléctrica, la realiza el gobierno chino cuidando el medio ambiente y aprovechando al máximo, sus recursos renovables.

HAINAN, CAPITAL DE LA PREFECTURA AUTONOMA DE LA ETNIA TIBETANA

Así, de sorpresa en sorpresa, se llega a la Hainan, capital de la Prefectura Autónoma de la Etnia Tibetana, ciudad evidentemente nueva, con grandes avenidas y múltiples y enormes edificios, sin embargo no se observa la gran población de otras ciudades de la Meseta. En ese lugar el vice alcalde, señor Ye Wanbin, dio la bienvenida calurosa a los periodistas aztecas, en nombre del gobierno y del Comité del Partido Comunista en la Prefectura Autónoma de la Etnia Tibetana y además de desearles una excelente estancia, los invitó a conocer de manera profunda todo lo relacionado con la Etnia Tibetana, para que lo difundieran en México.

El vicealcalde Ye Wanbin, señaló que esa región tenía condiciones similares de altura con México y que en ambos países las condiciones del clima varían desde cero grados por la mañana y, en ocasiones, alcanza 33 grados por la tarde y noche. Explico que la prefectura se fundo con cinco distritos, 422 aldeas y 49 comunidades, en un territorio de 40 mil kilómetros cuadrados, en la zona, dijo hay 8 etnias, la principal es la tibetana siguen la Han y Mongol, las restantes son etnias minorías. La población asciende 459 mil habitantes de los cuales el 65 por ciento son tibetanos.

A lo largo de la plática el funcionario se refirió a los principales recursos de la región y destacó la importancia que el gobierno ha dado al desarrollo agrario estable y fundamentalmente a la protección ambiental, sin dejar atrás a la educación, lo que ha significado fuerte armonía con las etnias. Contamos con cultivos importantes, además, abundo, el gobierno pone énfasis a la protección de sus patrimonios. Por esa razón, recalco sería muy positivo un convenio entre la Prefectura y México, para profundizar intercambios de experiencias y ganancias mutuas.

En ese lugar se asistió a la Touletai Aldea, Gong he Distrito y fin de conocer la denominada “Aldea Hermosa” en la Meseta Quinghai-Tibet, una población nueva para campesinos y productores de Jack (toro peludo), cabras y borregos. Asimismo fueron llevados a lo que califican ejemplo de la “Agricultura y Ganadería Ecológica en la Meseta”, La aldea es un conglomerado de pequeñas casas muy bien edificadas, todas de mampostería, donde los campesinos cuentan con una amplia casa y comodidades necesarias para enfrentar las condiciones climatológicas de la zona.

También se visitó a lo que ellos, los chinos, denominan un ejemplo de la “Agricultura y Ganadería Ecológica en la Meseta”, que tiene como misión transformar la forma de producción anterior y lograr una mejor combinación entre la ganadería y la agricultura, por lo que el gobierno da fuerte impulso a esas actividades y establece las instalaciones necesarias para capacitar a pastores y agricultores, a través de cooperativas.

 
Click en las imagenes para agrandar

yak Qinghai7

 

 

 

 

 

 

mundo jluQinghai2

 

 

 

 

 

 

Qinghai10 Qinghai14

 

 

 

 

 

 

Qinghai11

Qinghai9

 

 

 

 

 

 

Qinghai16

Qinghai5

 

 

 

 

 

 

TíbetQinghai3

 

 

 

 

 

 

 

Qinghai12

tibet

 

 

 

 

 

 

 





Etiquetas: »

Más en la Sección: De viaje


Deja un comentario