Martes 29 de Julio de 2014

     



Diabetes, Hipertensión e Infarto, principales causas de mortalidad

  • El costo de la atención de la diabetes asciende a 40 mil millones de pesos anuales
  • Se presentó el número especial de la revista Salud Pública de México sobre Enfermedades Crónicas no Transmisibles

Es urgente disminuir la tasa de sobrepeso y obesidad, ya que son la base del desarrollo de diabetes mellitus, hipertensión arterial e infarto al miocardio, que son las principales causas de enfermedad y muerte en México, afirmó el director de Vigilancia de la Nutrición del Centro de Investigación en Nutrición y Salud del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), Salvador Francisco Villalpando Hernández.

El investigador precisó que también es necesario prevenir las complicaciones o reducir el daño que ocasionan esas enfermedades cuando se desarrollan, y para ello quienes los padecen deben estar conscientes de que pueden tener una mala calidad de vida al estar en riesgo de sufrir ceguera, amputaciones, insuficiencia renal o accidente vascular cerebral con su consecuente invalidez y muerte.

Al coordinar el seminario sobre la presentación del número especial de la revista Salud Pública de México sobre Enfermedades Crónicas no Transmisibles, señaló que además de la conciencia por parte de la población que tiene esos padecimientos de prevenir complicaciones, se requiere reorganizar una estrategia de atención al paciente en la detección, la consulta diaria y la vigilancia del control.

De acuerdo con los datos presentados en el seminario, 14.4% de la población mexicana tiene diabetes mellitus tipo II, 40% padece hipertensión arterial y alrededor de la mitad de los mexicanos puede tener síndrome metabólico.

Al respecto, Francisco Gómez Pérez, jefe del Departamento de Endocrinología del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán”, precisó que casi 12 millones de mexicanos requieren cambios en su estilo de vida y ocho millones de ellos, tratamiento farmacológico para controlar su enfermedad.

No obstante, los cambios deben darse desde la infancia con una mayor promoción de las características de una dieta saludable, aunado a la capacitación de los médicos de primer contacto para la detección y tratamiento adecuados.

Simón Barquera Cervera, director de Investigación en Políticas y Programas de Nutrición del INSP, precisó que la hipertensión arterial es el tercer factor de riesgo más importante de mortalidad en el país, precedido de glucosa e índice de masa corporal elevados.

Detalló que una de las causas de la hipertensión es el alto consumo de sal; mientras lo recomendado son cinco gramos diarios, en México es de hasta 11 gramos, y que con sólo disminuir dos gramos diarios de sal, al año se podrían salvar 17 mil vidas.

El elevado consumo de sal o sodio proviene sobre todo de productos industrializados, ya que de acuerdo con una encuesta al respecto, en los últimos años la población mexicana no ha variado la ingesta proveniente de la comida preparada en casa.

La investigadora en ciencias médicas del INSP, Rosalba Rojas, al hablar de la presencia del síndrome metabólico, informó que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2006, 50% de la población puede tener síndrome metabólico.

Explicó que las personas que presentan resistencia a la insulina, inactividad física, triglicéridos mayores a 150, hipertensión arterial, glucosa mayor de 110, circunferencia abdominal de 102 centímetros para hombres y 88 para mujeres tienen más posibilidad de desarrollar síndrome metabólico.

Juan Rull Rodriguez, co-editor del número especial de la revista, dijo que si bien enfermedades como la diabetes tienen una predisposición genética, los factores ambientales tienen quizá mayor peso, ya que por ejemplo, al comparar dos poblaciones con igual predisposición genética, una en el área rural y otra en urbana, la segunda desarrolló más la enfermedad.

Finalmente, Juan Rivera Dommarco, director del Centro de Investigación en Nutrición y Salud del INSP, comentó que los resultados de estos trabajos de investigación que se compilan en el número especial de la Revista de Salud Pública refuerzan la importancia del Acuerdo Nacional de Salud Alimentaria, Estrategia contra el Sobrepeso y Obesidad, que contiene 10 objetivos principales, varios de los cuales se enfocan al cambio en la alimentación, práctica de actividad física y disminución del consumo de sal, entre otros.

Octavio Islas Acosta.






Más en la Sección: Sin categoría

Deja un comentario