Sabado 20 de Diciembre de 2014

     



Credibilidad

B

ien se dice que Felipe Calderón Hinojosa se verá obligado a traer prestada credibilidad ajena, porque la suya ya caducó. Vayamos por partes: nadie olvida que el presidente del partido Acción Nacional, Cesar Nava, negó haber suscrito convenios leoninos con el Pri, con la autorización y testimonio del secretario de Gobernación Fernando Gómez Mont. Y que éste, para deslindarse posteriormente, renunció a su membrecía albiazul, al negar el hecho. Pero adujo que su jefe, el señor de Los Pinos, ignoraba tal acuerdo. Y claro, don Felipe solamente exclamó: Ah caramba, no lo sabía…

Si es así debemos ponernos a temblar porque si ni el jefe de su partido y menos su mano derecha le informan de algo tan importante como el pacto firmado con la fuerza opositora mas grande que se puede esperar. O lo peor, que el Jefe del Ejecutivo lo sabía y ordenó llevarlo adelante, para luego negarlo.

Mas tarde, ante las pruebas, los tres reconocieron el hecho. De allí que sostengo que hay falta de credibilidad presidencial. Esto, por supuesto es apenas un pelito en la sopa, porque continuamente, y lo vemos tanto en tv, radio y prensa escrita, las mentiras están a la orden del día.

Un día Calderón invita a breve número de dolientes sonorenses a los Pinos, pero nada les soluciona sobre el infanticidio de 49 bebitos. En otro Decreta el día 5 de junio de duelo nacional, pero en Los Pinos se olvidan colocar el lábaro Patrio a media hasta.

La Suprema Corte determina la culpabilidad de funcionarios, y de pronto aparece que hay nuevo dictamen sobre el caso. Suponiendo sin conceder que el incendio hubiera sido intencional, y no accidental, ¿qué la guardería no debería haber estado protegida? ¿Eso exime de responsabilidad a los funcionarios señalados por el ministro? ¿Obliga al Máximo Tribunal de Justicia a tomarlo en cuenta y desechar los dos anteriores como lo piden desde arriba? Por supuesto que no. No es agente del MP.

Pregonan que no subirá el combustible, gasolina, diesel gas, etcétera. Ya ocurrió lo contrario. Que pronto se dará el resultado del avionazo donde murió Mouriño. ¿Cuándo?

Dicen también que ha disminuido la criminalidad, como se proclama en conferencias, y a los pocos días, en menos de 24 horas, en diversos lugares aparecen 89 personas muertas violentamente. La cifra más alta de los últimos diez años.

Un embuste más la pretendida solicitud al pueblo para que Calderón y Familia pudieran acudir a la inauguración del campeonato de futbol. Dos mil dijeron que sí y doce que no. Lo interpretaron en Tacubaya como un signo de aprobación. Ah, pero la titular de Relaciones Exteriores anunció , como extra, que su jefe suscribiría importantes tratados. Y que había sido invitado al evento deportivo. Fue, sin más.

Alguien, no quiero decir tu nombre Javier, reprochó mi crítica. “Qué no puede tomarse un merecido descanso sin pedir permiso. Qué no es adulto? Pero luego la burla: imagínate que firma un convenio de intercambiar jardineros mexicanos por jardineros negros, que sí trabajan de sol a sol. Allá a nuestros compatriotas, no los correrían a patadas. Allá,… se los comen….

El habitante actual de los Pinos debe asegurar la sobrevivencia de su palabra si quiere dejar una Presidencia vestida de dignidad. Una expresión que tenga credibilidad, un compromiso serio, decente, vertical. Se lo debe a si mismo, pero sobre todo, como afirma el pueblo, al futuro del país.

Basta de embustes, de mentiras de donde vengan.

carlosravelogalindo@yahoo.com.mx





Etiquetas: » » »

Más en la Sección: Carlos Ravelo Galindo

Deja un comentario